Noticias y Líderes de Opinión

Los políticos: Los 15 minutos de AMLO

Por: Salvador Muñoz

Creo que en la mayoría de las personas prevalece un instinto por hacer realidad los quince minutos de fama que sentenciaba Andy Warhol. Por supuesto, al hacer mención del “instinto”, dejo en claro que no hablo de que por ello se tenga idea de quién fue el artista plástico y cineasta, entonces el deseo de reconocimiento se establezca en un amplio espectro por la cantidad de likes, reproducciones o retuits que tenga alguna de las publicaciones en las redes sociales, el camino más rápido y sencillo para alcanzar esos ansiados 15 minutos de fama.

Cabecera notas sagitario

Sin embargo, no en todas las personas hay el conformismo de vivir esos 15 minutos de fama, sino que su espíritu va más allá y entonces surge el deseo de la trascendencia… pero qué distinto es ese deseo al de la trascendencia natural, como por ejemplo la que no buscó un Charles Chaplin, un Cantinflas, un Maradona, un Einstein, ¡vamos! quizás hasta un Chabelo o Chuck Norris…

Hay quienes trascienden por sus obras, por sus creaciones, o sus acciones, como fue el mismo Warhol, Shakespeare, Miguel Ángel (no Yunes, sino Buonarroti), o hasta el mismo Cuitláhuac (no García, sino el penúltimo Huey Tlatoani Mexica)…

Una forma de trascender a veces se da con la voluntad popular… llevar a un individuo a una alcaldía, una curul (sea local o federal), a un escaño, a la gubernatura o presidencia, le permite tener un lugar con letras de oro en la historia, sea de su aldea o en el país… su desempeño en el cargo lo ha de ubicar en el recuerdo del ciudadano en el nicho exacto.

A nivel nacional, Vicente Fox tiene su lugar en la historia por dos sucesos importantes: primer presidente distinto al PRI (en el nuevo siglo) que se vuelve alternancia.

Banner FP Movil Nova

A nivel aldea, en Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, primer gobernador de partido distinto al PRI que es bisagra de la alternancia.

Hay quienes tienen la idea de que hacer un libro es una forma de trascender… por cierto, hablando de libros, este martes, en el auditorio Octavio Paz del Senado de la República, Eric Cisneros Burgos ha de presentar su libro “Veracruz: un protagonista en la conformación del Estado mexicano”… lo que nos exhibe su entidad polifacética, porque lo mismo puede ser supervisor de obras, de parques y jardines, bateador emergente, lanza-pelotas, guía de turistas (pregúntenle al alcalde de Alvarado), ¡que hasta escritor!

De acuerdo a lo publicado por el mismo Cisneros Burgos, el libro está hecho junto con ocho destacados profesionistas… la promoción va por nuestra parte.

Bueno, pero la diferencia entre hacer un libro y aparecer en un libro es abismal… y más si este libro ha de ser la pauta para la educación de nuestros niños de quinto grado, que en sus textos de Historia, página 170, dedica el tema de “Reformas en la organización política, la alternancia en el poder y cambios en la participación ciudadana”, donde por supuesto, aparece Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

Sí, es cierto, no sólo aparece AMLO en estos textos sino también sus antecesores que fueron actores de la alternancia, siendo el de Morena el más reciente en esta práctica democrática. Lo curioso es que aparezca López Obrador en los libros de Educación Pública estando en funciones. No, no le veo nada de malo pero sí de amlo… el asunto es cómo cuenten la historia los maestros…

Aunque la aparición de López Obrador en los libros de texto de la SEP creo que viene a ser el primer escaño a uno de los deseos más fervientes de López Obrador en su paso por la Presidencia de la República… tengo la sospechosa de que a él no le importa que Morena se asiente en el poder, sino de que él, de que el Peje, sea visto por la gente a la misma altura de personajes como Benito Juárez, Morelos y Pavón, Miguel Hidalgo, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas… ¡total! Libros, ya hizo muchos; su nombre ya está registrado en la Historia por ser Presidente de México, pero obtener el estatus de estos personajes, insisto y sospecho, parece que son los 15 minutos de fama con los que sueña para trascender López Obrador y no sólo en libros de texto.

[email protected]

Comentarios
Cargando...