Noticias y Líderes de Opinión

En cuestiones de salud, ¿los pobres no estamos incluidos?

Por: Humberta Solís Segura

Esta época, dónde día a día se agudiza más la pobreza en nuestro país, sus nocivas consecuencias se presentan en el terreno de la salud, hemos visto desde hace años que las clínicas y algunos hospitales no tienen medicamentos y en muchos casos, ni siquiera material de curación; tal es el caso del estado de Veracruz, dónde la Secretaría de Salud y Asistencia (SSA), reconoció que la carencia de medicamentos en hospitales es del 40 por ciento. El cáncer, la diabetes, la presión, el estrés, etc., son enfermedades provocadas por la pobreza: la mala alimentación y la insalubridad derivadas de ella.

Cabecera notas sagitario

Recordemos que hace poco, personas enfermas de cáncer, salieron a manifestarse por las principales calles de Xalapa, denunciando al CECAN (Centro de Cancerología), ante la falta de medicamentos, por otra parte la postura del gobierno estatal es “tengan paciencia”, seguramente si fuera el familiar de un político el que estuviera en esa situación, los papeles cambiarían. Su actuar ya no sería el de costumbre, seguir culpando a las administraciones pasadas, viviendo del pasado. La sociedad se empieza a cansar y a pedir que ya paren con esto nuestros gobernantes.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el 49.9% de los derecho habientes de seguridad social están en el Seguro Popular y el 39.2% al IMSS, el 7.7% al ISSSTE, como muchas veces, desgraciadamente el pueblo no tiene dinero ni para una aspirina acuden a los centros de salud, para encontrarse con la desagradable sorpresa de que allí tampoco se cuenta con el material necesario.

¿Qué pretende esta supuesta “4ta Transformación”? ¿A dónde lleva al país?, a esta lamentable situación de los hospitales, agreguemos la ola de desempleo que se ha generado al correr a cientos de médicos y enfermeras, que estaban al servicio de los nosocomios. Son muchos derechohabientes mal atendidos y sin medicamento y muchos desempleados lanzados a la calle, es el panorama de la 4T. Eso en los hechos, no es combatir la pobreza, es mantenerla e incentivar la.

Por el contrario, nosotros en Antorcha, impulsamos la construcción de casas y centros de salud, hospitales, y procuramos además de que en estos exista el equipo médico necesario, que haya personal capacitado para atender la salud de los niños, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad y de toda la sociedad en general. Del mismo modo que se cuente con medicamento. Ello evidentemente lo hemos logrado exigiendo a los gobiernos, sin distingo de partidos, que cumplan con su deber de proteger el derecho a la salud, constreñido en el artículo cuarto de nuestra Carta Magna.

Banner FP Movil Nova

Todo ello es posible, debido a que el pueblo organizado se mantiene vigilante de que no hagan falta los servicios indispensables. Labor que nunca ha sido fácil y que nos ha llevado a luchar contra los gobiernos retrógradas que no invierten en la salud pública, la fuerza y el valor del pueblo pobre los ha tenido que obligar a trabajar. Seguramente esta vez no será la excepción.

Mientras tanto, Andrés Manuel López Obrador y su gabinete, afirman que hay un Plan Nacional de Salud, pero ¿para cuándo?, ¿o los pobres no estamos incluidos?, si en el corto tiempo no se resuelve el problema, no será culpa de los pobres salir a las calles a exigir su derecho a la salud.

¡Que cada quien saque sus propias conclusiones!

Comentarios
Cargando...