Noticias y Líderes de Opinión

Penales errados y un debut de ensueño 

EL RESUMEN DE LA JORNADA – Los fallos desde el punto penal han acaparado los titulares esta tercera jornada en Rusia 2018. El hecho de que se hayan producido dos, el doble sucedidos en Brasil 2014, ya es destacable por sí solo. Pero además, han influido enormemente en los resultados. La atajada de Hannes Thor Haldorsson del penal de Lionel Messi y el balón que lanzó a las nubes Christian Cueva les salieron muy caros a Argentina y a Perú, respectivamente.

Islandia y Dinamarca fueron los equipos que se beneficiaron de ellos. El primero, la nación más pequeña que jamás ha competido en un Mundial, se anotó un empate contra la bicampeona del mundo en su debut en la Copa Mundial de la FIFA™.

También han resultado decisivos en esta jornada los goles en propia puerta. Los desafortunados balones desviados por Aziz Behich y Oghenekaro Etebo propiciaron derrotas desmoralizantes para Australia y Nigeria, y beneficiaron a Francia y Croacia, líderes de los grupos C y D, respectivamente. La mala suerte de Behich y Etebo contribuyó además a mantener la imbatibilidad de los equipos europeos en el inicio de este Mundial.

¿Sabías que…?

Hoy en Rusia se han batido récords en los dos extremos de la horquilla de edad. El francés Kylian Mbappe y el australiano Daniel Arzani, ambos de 19 años, empezaron esta tendencia cuando saltaron al terreno de juego en Kazán y se convirtieron en los jugadores más jóvenes que han representado nunca a sus países respectivos en un Mundial. Por otro lado, el Argentina-Islandia ha quedado confirmado como “el partido más anciano” de la historia de la competición, pues el conjunto de sus dos once titulares promediaba la edad de 30 años y 213 días. El Jefecito Javier Mascherano contribuyó a establecer este récord y, de paso, se apuntó otra plusmarca personal: sumó su partido 144 con Argentina, convirtiéndose en el futbolista con más partidos con la Albiceleste.

Comentarios
Cargando...