Noticias y Líderes de Opinión

Fuera de foco: El maltrato animal vigente en el estado de Veracruz

Un literal martirio vivió un perro raza Sabueso con cruza, en el fraccionamiento Geo “Los Pinos”, quién padeció de la deshumanizada actitud de la propietaria de una tienda de abarrotes con razón social “Nathanael” ubicada en calle Pelícano esquina circuito 10, al cual mantenía amarrado a una cadena de gran grosor y además sufriendo de sol y lluvia, sin un techo en donde resguardarse.
Los vecinos de la zona, reportaron a los grupos animalistas sobre la condición animal quienes interpusieron la denuncia correspondiente ante el Centro de Salud Animal del ayuntamiento de Veracruz, para el procedimiento legal que se requiere.
A la negociación arribó el personal desde el 15 de mayo del año en curso, para verificar las condiciones de salud del animal, reportando que su salud era buena –porque los vecinos eran quienes lo alimentaban y daban agua- y ahí mismo levantaron un reporte y una queja para la propietaria de la negociación. En el escrito se le estipulaban una serie de requerimientos. Se le exigía el adecuado resguardo del perro –el cual tiene aproximadamente 5 años-, además, se le estipulaba que el animal debía de tenerlo dentro de su propiedad en un lugar óptimo, procurando su atención total, alimento y agua. La autoridad le indicó que en el caso de reincidir en su mala actitud y volviera la CSA de recibir otra denuncia por parte del grupo de animalistas, entonces, el perro le sería retirado por parte de la autoridad para su resguardo y posteriormente ponerlo en adopción.

                   

Los vecinos describen a la propietaria de la tienda de abarrotes como una persona conflictiva y hostil. Con esa misma actitud recibió ayer lunes 21 de mayo a un grupo de animalistas, quienes luego de haber recibido el reporte vecinal de que la mujer había reincidido en su falta, sacando al animal al sol y sin una gota de agua y alimento; decidieron visitarla y platicar con ella, solicitando la donación del animal.

“Fuimos a verla, platicamos con ella para intentar convencerla de que nos diera al “peludito” (…) Su actitud hostil nos hizo entender que la mujer no accedería (…) Vaya, hasta le dijimos que nos lo vendiera con tal de sacar al pequeño de esa situación tan aberrante (…) Nada, se negó groseramente y hasta nos sacó unos papeles para acreditar de que el animal era suyo (…) No pudimos hacer nada” reportó una de las animalistas.

Para ello, desde el viernes 18 del mes y año en curso, a la CSA ya había recibido el reporte de que el animal nuevamente se encontraba en la calle sin techo, sin agua, sin alimento y con la misma gruesa cadena, impropia para un animal tan pequeño.

 

El día de hoy, aproximadamente a las 11:44 horas, elementos del Centro de Salud Animal realizaron el aseguramiento del perro tipo Sabueso con cruza, el cual será trasladado a las instalaciones del CSA para nuevamente ser valorado por un veterinario y posteriormente ponerlo en adopción.

Es importante advertir que la dependencia cuenta con un registro de personas que buscan adoptar a un gato o un perro y que tienen que cubrir una serie de requisitos para poder ser candidatos y que la CSA valída; para con ello, garantizar que el trato de un perro rescatado, realmente sea confiable y armonioso.

Con esa finalidad, a través de este espacio, solicito a la gente interesada en adoptar que asista al Centro de Salud Animal del ayuntamiento de Veracruz para integrarse a lista de adoptantes. Cámbienle la vida a un pequeño, que solo ha vivido desesperanza a causa de la incapacidad de algunas personas que jamás debieron de tener una mascota. No  compren, pues con ello solo contribuyen que personas sin moral, hagan dinero y jamás se preocupan realmente por la integridad física del animal.

El estado de Veracruz, se encuentra realmente en “pañales” sobre el tema de la protección animal, las leyes que rigen a los ayuntamientos –cuando existen, pues hay municipios que no han sido ni consideradas por sus cabildos- son absolutamente blandas.

Existen más de 70 mil canes en calidad de calle, advierten los grupos animalistas. Acto que al parecer, al gobierno actual ni a la mayoría de los alcaldes, les provoca algún tipo de preocupación. ¿Cómo podemos pensar que los gobernadores, alcaldes, legisladores, regidores, se preocupen por crear leyes que beneficien a los animales? Son animales, no  se merecen que un “importante político” utilice sus neuronas en pro de este sector desprotegido.

Afortunadamente no  todos los empleados de los ciudadanos comparten esa mediocre idea. Hace unos días, luego de una entrevista que le realizó a diputada local independiente, Cinthya Amaranta Lobato Calderón, se tocó el tema de los diversos foros que se encuentra realizando derivado de su comisión de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, donde es presidenta. En ese tenor, nació la idea de trabajar con los grupos animalistas para conocer a detalle de las necesidades de una ley que en verdad vele por la integridad de los animales y hacer una agenda nacional. Una gran propuesta de trabajo y que los grupos animalistas se interesaron de inmediato.

Sería un esfuerzo interesante, pues se conformarían mesas de trabajo, se atenderían todas y cada una de las propuestas sobre las necesidades que padecen los Centros de Salud Animal –pues los municipios canalizan un presupuesto realmente ridículo-, que no existe un lugar absolutamente adecuado para salvaguardar a un animal y que sirviera de refugio –como los lugares que tienen algunas animalistas- y además, que exista un registro –como los humanos- de los animales, con nombres, direcciones y un permiso de parte de la autoridad que los acredite para tener un animal, un buen manejo sanitario y sobre todo, ponerle dientes a la Ley de Protección Animal para “incentivar” a la persona que tenga un animal –ya sea perro, gato u otra especie- lo tenga en las condiciones dignas que se requieren. Con ello se pretende impedir la venta indiscriminada de animales por parte de muchas veterinarias como también de personas independientes que las promueven en las redes sociales. Personas que adquieren animales con la finalidad de su reproducción descontrolada y venta, sin cuidar e investigar a sus “clientes”. Que surjan propuestas en donde la esterilización, vacunación y cuidado de un animal no sea a placer del dueño, sino quien no lo haga, incurra en un delito.

No se puede continuar jugando con la vida de los seres vivos. No se puede consentir ya la violencia existente en contra de los animales. Quién no esté capacitado para tener una mascota, que se abstenga de tenerla. De lo contrario, será acreedor a sanciones y hasta cárcel. Con esto, se acabaría el transitar de animalitos arrojados a su suerte por personas deshumanizadas, que cuando las mascotas crecen, se convierten en un problema y las arrojan a la calle a su suerte.

Comentarios
Cargando...