Noticias y Líderes de Opinión

Fuera de Foco

Yunes Linares, con el alacrán en el hombro

Cabecera Adsense

La desatinada actitud en contra del magisterio este fin de semana, envía una rotunda y negativa postura que existe por parte del gobierno de Veracruz, quién a través del gobernante, Miguel Ángel Yunes Linares envía un mensaje ominoso de su nula relación con el gremio que ha sido vapuleado y degradado por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto con sus mal llamada reforma educativa, que pretende mancillar los derechos laborales de los maestros a nivel nacional.

Resulta muy alarmante, que de forma intransigente, se pretenda señalar al magisterio como un sector de “alborotadores” y además relacionarnos con el partido político, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuando los integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) junto con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) su único objetivo era llevar a cabo una Asamblea, que año con año llevan a cabo dentro de sus actividades de lucha en contra de la reforma educativa.

Se leía en las redes sociales del mandatario:

“Lo reitero, nadie tiene derecho a violentar las libertades de los veracruzanos; bloquear calles y carreteras no está permitido por la Ley (…) MORENA y el grupo de alborotadores que vinieron de Chiapas a bloquear las calles de Xalapa, tendrán que pagar las consecuencias legales de haberlo hecho (…) Nadie los tiene detenidos ni secuestrados. Por voluntad propia, los alborotadores permanecen en el camión con el que bloquearon la calle Enríquez, mismo que ha sido llevado al encierro como se hace en cualquier vehículo con se bloquean las calles. Cuando se pague la infracción, podrán sacar el camión”.

La historia de los hechos:

La convocatoria había sido circulada a través de los grupos y las redes sociales de los maestros veracruzanos. Su cartel, aludía sobre una actividad que se desprendía de la Asamblea Nacional del CNTE y de la Asamblea Estatal Representativa del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) en donde exponían:

“A todos los compañeros de lucha, al magisterio veracruzano, organizaciones sociales y sociedad en general (…) Sábado 10 de marzo en la Plaza Regina Martínez a las 09:30 A.M. en Xalapa, Ver.(…) Para recibir a nuestros camaradas de lucha Srio. General y Dirección Política CNTE-Chiapas (…) Quienes en trabajo conjunto darán un mensaje de apertura al Brigadeo Bilateral Veracruz-Chiapas (…) En Veracruz, la evaluación no pasará”.

El vocero del MMPV, Daniel Hernández del Ángel, detalló que para llevar a cabo dicha actividad, se envió la convocatoria a todo el magisterio y con ello, tratar el tema sobre las malas reformas estructurales impulsadas por Enrique Peña Nieto. Arribaron 33 “camaradas de lucha” –como se refieren a los maestros chiapanecos- quienes se trasladan en un autobús y entre ellos se encontraba el secretario general de la sección 7 del CNTE, Pedro Gómez Bahamaca. En contraste. Desde muy temprana hora, gente de gobernación y policías vestidos de civil desde que el autobús de los maestros chiapanecos pisó tierras veracruzanas, se dedicaron a seguirlos en autos no oficiales, como un latente acto de intimidación.

Indicó que la actividad se llevó a cabo en la Plaza Regina Martínez de manera pacífica y jamás se pretendió una actividad en contra del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

“Por un momento los compañeros que venían de Chiapas, estacionaron el autobús frente a Palacio de Gobierno, después de las gestiones ahí con los de gobernación, se movió el autobús y no pasó ningún incidente (…) Tuvimos una reunión con el subsecretario de Gobierno  y algunos otros personajes de Política Regional, un personaje de la Secretaría de Educación Veracruz y quedamos en un acuerdo de llevar a cabo una reunión para el día martes, para checar los pendientes con el magisterio veracruzano y diversas actividades ahí de gestión administrativa con la SEV (…) Terminó nuestro evento y todos tomaron su camino (…) Los compañeros rumbo a Chiapas y nosotros, a los lugares de origen (…) Parte de la dirección política del MMPV, acompañamos a los camaradas chiapanecos en el autobús, a la salida de la ciudad, porque ya veíamos cierta tendencia acosadora por parte del gobierno (…) En el kilómetro 20, a la altura de la desviación del libramiento Xalapa, se nos cerraron camionetas de la Policía Estatal de manera arbitraria, al grado de que por poco hacen que un tráiler tuviera que maniobrar estrepitosamente para evitar golpearnos por alcance (…) Lo grosero de esto es ver un gran número de policías se bajaron de sus camionetas, nos rodearon y exigían que nos bajáramos de la unidad (…) Posteriormente llegó Policía Federal y agentes de Tránsito haciendo un gran número de elementos que aproximadamente hacían un total de 600 (…) Se hicieron acompañar con grúas quienes de manera grosera exigían documentos del autobús (…) Pese a tener todo en orden, advirtieron que nos bajáramos porque se iban a llevar la unidad remolcada”.

El vocero de la MMPV aclaró que se negaron a bajar de la unidad, porque abajo, los policías podrían actuar en su contra como lo hicieron los mandos policíacos con los 43 normalistas de Ayotzinapa, quienes fueron golpeados, secuestrados y entregados supuestamente a la delincuencia organizada para desaparecerlos.

“Los policías nos insistían a que nos bajáramos de  la unidad, pero nadie quiso arriesgarse y quedar vulnerables (…) Al no acceder nos dijeron que seríamos trasladados al Lencero y nos empezaron a decir que nos detenían porque tenían el reporte de que habíamos atropellado a una persona (…) Una calumnia, que se les vino abajo casi de manera inmediata porque no nos pudieron demostrar nada (…) Ahí estuvimos por largo rato, bajo la amenaza de llevarnos a la Academia de Policía pero por la presión que se originó a través de las redes sociales en contra de que nos llevaran al Lencero y el bloqueo que realizaron los camaradas de Chiapas quienes impidieron el acceso a las entradas y salidas del estado, Michoacán en las vías férreas, Guerrero, la Ciudad de México, los compañeros del estado de Veracruz por parte del MMPV, quienes se manifestaron a través de ruedas de prensa y redes sociales, mostrando su repudio en contra de la represión del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y en contra de que nos llevaran a la Academia de Policía (…) Por todo ello, es que decidieron llevarnos al corralón (…) Ahí nos impusieron el pago de 900 pesos, cantidad que fue pagada y fue hasta las 23:40 horas, que pudimos salir del lugar”.

De todo este desenlace. Resulta curiosa infracción que no fue ejecutada por el personal de Tránsito en la avenida Enríquez.

¿Por qué esperaron a que los maestros chiapanecos salieran de la Plaza Regina Martínez y en la carretera infraccionarlos? Lugar en donde los elementos de Tránsito no tienen jurisdicción, pero en donde a todas luces, la consigna del gobierno del estado era ser el “ente” de la política que pudieran encarcelar a los maestros Chiapanecos, que tantos “dolores de cabeza” le han dado al gobernador, Manuel Velazco.

Al parecer al gobernador del estado, su intolerancia no lo hizo medir el “agua a los tamales” y pensó que encarcelar al secretario general de la sección 7 del CNTE, Pedro Gómez Bahamaca y a sus integrantes, le permitiría congraciarse con Enrique Peña Nieto y mostrar sus atinadas “políticas” en el estado de Veracruz, como también su voz de mando. Acto que sólo le permitió medir a la organización magisterial y su latente pie de lucha y que no los limitaría que maestros a nivel nacional, no repararía en trasladarse al estado de Veracruz a exigir la libertad de sus camaradas y de su dirigente. Obviamente este hecho, no le convendría a su primogénito para su pretensión de llegar a la gubernatura del estado.

Comentarios
Cargando...