Noticias y Líderes de Opinión

El misterio de la flor fantasma de Beccari

Acabamos de encontrar una de las plantas más buscadas (y raras) del mundo

En 1866, Odoardo Beccari se encontró con una flor en Gunung Matang, al oeste del estado malayo de Sarawak. A lo largo de su vida, Beccari descubrió y categorizó cientos de especies de plantas, pero esa planta nunca volvió a encontrarse. Se convirtió en un icono, en una incógnita.

Hasta que en 2017, un equipo de investigadores checos que trabajaba por la zona se dio cuenta de que había algo que se levantaba unos nueve centímetros del suelo y parecía un insecto. Era la Thismia neptunisla flor fantasma de Beccari.

Cabecera Adsense

El largo viaje de Beccari y el redescubrimiento de su flor

Plant Thismia Neptunis 1866 1

La historia de Beccari es fascinante. Un huérfano florentino que consiguió graduarse por las Universidades de Pisa y Bolonia antes de acabar en los Reales Jardines Botánicos de Kew, cerca de Richmond upon Thames (Londres). Allí conoció a Darwin, a los Hooker y James Brooke, el primer Raja de Sarawak. Gracias a ello, pasó tres años en Borneo, Indonesia, Malasia y Papua-Nueva Guinea.

Es conocido, sobre todo, por encontrar la Amorphophallus titanum, una planta que produce una inflorescencia en espádice tan grande que se la suele llamar como “la flor más grande del mundo“. La del Jardín Botánico de Edimburgo ha llegado a pesar 153,9 kg.

Banner FP Movil

Sin embargo, frente a la espectacularidad de la Amorphophallus titanum, el misterio de la Thismia neptunis ha intrigado durante siglo y medio a los científicos. Ahora sabemos por qué: pequeña, rara y con una floración que dura apenas unas semanas, “nuestro limitado conocimiento de su distribución” se explica porque “pueden pasarse por alto fácilmente en el campo”, dicen los investigadores.

Pero la comunidad botánica no solo está sorprendida por haber (encantado) encontrado la planta, son por sus características. La T. neptunispertenece a un grupo conocido como plantas mico-heterótrofas, es decir, plantas que usan hongos como fuente de alimento en lugar de realizar la fotosíntesis.

Weirdplants1 1

Claro, la planta no tiene clorofila, no tiene hojas y, por si fuera poco, no tenía ni forma de planta. Ese era precisamente uno de los motivos que hacían dudar de su existencia: los rarísimos dibujos de Beccari. Y lo curioso, viendo las fotos actuales, es que los dibujos de 1866 son realmente precisos. La naturaleza es fascinante.

Comentarios
Cargando...