Noticias y Líderes de Opinión

Stratolaunch, el avión más grande del planeta, sigue con sus pruebas en tierra y ya supera los 74 km/h

74 km/h podría sonar como una velocidad no muy impresionante, ya que la mayoría de los coches son capaces de alcanzarla en relativamente poco tiempo sin despeinarse. Pero cuando hablamos que esta velocidad fue alcanzada por un gigantesco avión de doble fuselaje y 227 toneladas, con una envergadura de 117 metros montado sobre una plataforma de 28 ruedas e impulsado por seis motores de Boieng 747, entonces estamos ante una verdadera hazaña nunca antes vista.

Stratolaunch, el proyecto espacial de Paul Allen, cofundador de Microsoft, sigue adelante. Después de que el año pasado vimos las primeras imágenes de cómo luce el que ya es considerado el avión más grande del planeta, esta semana ha salido nuevamente del hangar para hacer pruebas en pista y por primera vez ha logrado superar los 74 km/h.

Ya sólo le falta volar

Cabe señalar que el Stratolaunch no es un avión cualquiera, sino es más bien una plataforma de lanzamiento para cohetes, con la que Paul Allen quiere entrar en el negocio de las misiones espaciales. Según Allen, este avión será capaz de transportar cohetes hacia el espacio y dejarlos para que sigan su camino, esto mientras el avión regresa a tierra y se prepara para un nuevo lanzamiento, lo que supondría un ahorro de hasta el 60% si lo comparamos con las actuales opciones que existen en el mercado, incluida la de SpaceX.

Después de que han tenido que posponer el vuelo de prueba de Stratolaunch en dos ocasiones, las pruebas de velocidad en tierra siguen adelante. A finales del año pasado, el avión logró alanzar los 45 km/h en pista, y el logro, más allá de la velocidad, fue que el avión y sus sistemas soportaron el movimiento y la presión, algo que ahora nuevamente ha sido superado bajo los 74 km/h.

Además de la nueva velocidad alcanzada, Paul Allen y su equipo pudieron probar por primera vez los sistemas de frenado y de dirección, con lo que avión podrá mantener el control en la pista a pesar de la velocidad, y podrá abortar el despegue en caso de ser necesario. Aquí hay que recordar que el Stratolaunch necesita al menos de 3,6 kilómetros de pista, mientras que un avión comercial sólo necesita poco más de 2 kilómetros.

El objetivo de estas pruebas es poder controlar el avión en tierra y responder a situaciones de emergencia de forma rápida y eficiente. Ahora lo siguiente es arrancar con las pruebas de vuelo, las cuales están programadas para finales de este año, todo con miras a iniciar sus misiones en 2020, en donde ofrecería servicios asequibles para enviar satélites pequeños a la órbita terrestre baja.

Stratolaunch
Stratolaunch
Stratolaunch
Comentarios
Cargando...