Noticias y Líderes de Opinión

Pierden PRI y PAN aliados en elecciones estatales

Cd. de México (18 febrero 2018).- Los intereses locales pudieron más que las coaliciones encabezadas por el PRI y el PAN y, en algunas de las entidades que tendrán elección de Gobernador, perdieron a sus aliados.

A nivel nacional, PRI-PVEM-Panal y PAN-PRD-MC van unidos en las candidaturas de José Antonio Meade y Ricardo Anaya, respectivamente, pero en los estados las dirigencias locales se resistieron a negociar candidaturas comunes.

El caso más grave es el de la coalición Todos por México, que postula a Meade, pues sus aliados se negaron a respaldar a la mayoría de los candidatos designados por el PRI.

El Partido Verde decidió competir con candidatos propios en Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla y Tabasco. Y mantiene en vilo la coalición en Chiapas y Ciudad de México.

Y Nueva Alianza postulará a sus propios abanderados en Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco y Veracruz.

Sólo en Yucatán, Meade podrá hacer campaña con un candidato de la fórmula PRI-PVEM-Panal; en el resto, sus simpatizantes deberán votar por opciones distintas en las elecciones federales y locales.

El Frente por México logró mantenerse cohesionado en seis entidades, pero rompió en Jalisco con MC, y en Morelos con el PRD; mientras que en Yucatán sigue negociando en busca de un acuerdo para que el perredismo local apoye a su candidato.

Morena replica su coalición con PT y PES en las nueve entidades y, según sus dirigentes, tendrá la ventaja de fortalecer la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador desde lo local, al no tener que llamar al voto cruzado a sus simpatizantes.

PRI-PVEM-Panal

La intención del PRI de que la alianza Todos por México postulara sólo a priistas a las Gubernaturas no fue acompañada por sus aliados del Partido Verde y Nueva Alianza. Y José Antonio Meade deberá lidiar con una campaña de voto diferenciado en ocho de las nueve entidades donde habrá elecciones de Gobernador concurrentes con la presidencial.

Las tensiones más notorias ocurrieron en Chiapas -estado gobernado por Manuel Velasco, militante del Verde-, pues las bases de ese partido se inconformó con la imposición del priista Roberto Albores Gleason como candidato de la coalición. Hasta el momento, el PVEM mantiene la advertencia de romper la alianza y postular a su líder estatal Eduardo Ramírez Aguilar.

Pero, en otras entidades con menos notoriedad a nivel nacional, el PVEM también prefirió apostar por sus propios cuadros.

Es el caso de Guanajuato, donde no respaldarán al ex líder de la CNC Gerardo Sánchez García, y postularán al diputado celayense Arturo Camarena.

En Jalisco, donde el PRI destapó a Miguel Castro -ex Alcalde de Tlaquepaque-, el PVEM postulará al ex aspirante independiente Salvador Cosío.

En Tabasco, los verdes no respaldarán a la priista Georgina Trujillo y, según su dirigente estatal, Federico Madrazo, podrían postular al también ex aspirante independiente, Jesús Alí de la Torre.

En Puebla, el PVEM no va con el ex Alcalde y ex diputado priista Enrique Doger, y podría llevar a la boleta al empresario Antonio Kuri Alam, delegado del Infonavit en el Estado y padre del dirigente local del PVEM, Juan Pablo Kuri.

En Morelos, el PVEM decidió respaldar al perredista Rodrigo Gayosso, hijastro del Gobernador Graco Ramírez, en lugar de ir en la boleta con el candidato priista Jorge Meade, ex delegado de la Sedesol en la entidad.

En la Ciudad de México, las negociaciones entre el PRI y el Verde continuaban, pero dirigentes del PVEM informaron que podrían romper con el candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola. Y, en ese caso, su abanderado podría ser el diputado verde Jesús Sesma.

La alianza que postula a José Antonio Meade a la Presidencia también se rompió por la vía del Partido Nueva Alianza.

Luis Castro, dirigente nacional del Panal, advirtió en diciembre de 2017 que el Panal propondría candidatos propios en las nueve entidades, pero hasta el momento sólo se ha confirmado que no irán con el PRI en cinco:

Jalisco, donde no han anunciado precandidato; Morelos, donde postularán al diputado Matías Nazario, que rompió con el PRI por no postularlo; Puebla, con el diputado local Cirilo Salas o el jurista Germán Molina; Tabasco, con su ex candidato en 2012, Manuel Paz Ojeda, y Veracruz, donde se registró como precandidata la ex diputada local de Morena Miriam González Sheridam.

PAN-PRD-MC

El Frente por México, que postula al panista Ricardo Anaya, vivió su principal fractura en Jalisco, donde el Alcalde de Guadalajara con licencia, Enrique Alfaro, decidió ir solo como candidato de Movimiento Ciudadano a la Gubernatura.

Esto provocará que, cuando Anaya haga campaña en Jalisco, tendrá que subir al templete con Alfaro (MC), Miguel Ángel Martínez (candidato del PAN), y Carlos Orozco (PRD).

El voto cruzado -admiten dirigentes del PRD y del PAN- podrá afectar la votación de Anaya en la quinta entidad con más votantes convocados a las urnas.

En Morelos, el Frente se quebró por la imposición de Rodrigo Gayosso -hijastro del Gobernador Graco Ramírez- como candidato del PRD. El PAN, que gobernó la entidad entre 2000 y 2012, decidió postular, en alianza con MC, a Víctor Caballero Solano, diputado local y ex Secretario de Salud estatal.

El Frente también enfrenta problemas en Yucatán, donde el PAN postula al Alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, pero el perredismo estatal impulsa a Jorge Zavala Castro, académico de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En Chiapas, aunque PAN, PRD y MC ya registraron su coalición, la candidatura aún está indefinida. La ex priista y ex perredista María Elena Orantes era la precandidata de MC; en el PRD se registraron Diego Valera y Rubén Velázquez, mientras que desde la dirigencia nacional perredista se promovía la candidatura del ex priista José Antonio Aguilar Bodegas.

En enero, el Frente por México presumió la contienda entre Alejandra Barrales, Salomón Chertorivski y Armando Ahued como ejemplo de “ejercicio democrático”. Tras una encuesta, la ex lideresa perredista fue presentada como candidata a la Jefatura de Gobierno, con lo que se pudo cumplir el acuerdo que habían hecho Anaya y Barrales desde el año pasado, que consistía en aliar a sus partidos con ellos como candidatos a las dos principales posiciones.

En el reparto final, al PAN le correspondieron tres candidaturas comunes: Guanajuato (con el ex diputado Diego Sinhué Rodríguez Vallejo), Puebla (con Martha Érika Alonso, esposa de Rafael Moreno Valle) y Veracruz (con el hijo del actual Gobernador, Miguel Ángel Yunes).

Al PRD le correspondieron las candidaturas en la Ciudad de México (Barrales) y Tabasco (donde postulan al ex diputado y ex Alcalde de Villahermosa, Gerardo Gaudiano Rovirosa).

Morena-PT-PES

La alianza Juntos Haremos Historia, que postula a Andrés Manuel López Obrador, pudo replicarse en las nueve entidades.

La decisión de candidaturas mediante encuestas provocó tensiones entre los precandidatos de Morena en Chiapas, Puebla y la CDMX, donde Ricardo Monreal mantuvo por meses su inconformidad por la postulación de Claudia Sheinbaum.

Finalmente, los lopezobradoristas cerraron filas, y aceptaron incluso a los candidatos más polémicos, como el futbolista Cuauhtémoc Blanco, que será su abanderado en Morelos tras una cuestionada gestión como Alcalde de Cuernavaca.

Los partidos políticos registraron al menos 45 precandidaturas a Gobernador, de las cuales sólo cinco tienen un lugar seguro en la boleta: Sheinbaum (CDMX) y Antares Vázquez (Guanajuato) por Morena-PT-PES; Érika Alonso (Puebla) y Barrales (CDMX) por el Frente PAN-PRD-MC; Georgina Trujillo (Tabasco) por el PRI, y Miriam González (Veracruz) por el Panal.

Comentarios
Cargando...