Noticias y Líderes de Opinión

Lineker: "Marcar en el Mundial es una explosión de emociones"

  • Gary Lineker.jpgEl ganador de la Bota de Oro en México 1986 repasa sus recuerdos mundialistas
  • El ex delantero condujo el Sorteo Final en Moscú
  • “Harry Kane será decisivo en las opciones de Inglaterra”, opina

La mayoría de los futbolistas tienden a evolucionar a lo largo de su carrera. Por regla general, cuando el cuerpo empieza a ralentizarse, los delanteros retrasan la posición y en ocasiones los mediocampistas se colocan en la defensa.

Sin embargo, la trayectoria futbolística de Gary Lineker transcurrió íntegramente por el mismo cauce. Pulió, perfeccionó y mantuvo su habilidad para olfatear las ocasiones en el área penal contraria hasta tal punto que el ganador de la Bota de Oro adidas de la Copa Mundial de la FIFA México 1986™ siguió marcando goles propios de un delantero centro nato hasta su retiro, casi una década después.

La evolución de Lineker se produjo tras colgar las botas. El exdelantero del Leicester City, del Tottenham Hotspur y del FC Barcelona es actualmente una de caras más reconocibles de la televisión británica, donde presenta programas deportivos, disfruta de una gran presencia en las redes sociales y ayudó a presentar el sorteo final de la Copa Mundial de 2018.

FIFA.com habló con Lineker sobre sus recuerdos de la Copa Mundial, de su primer gol mundialista y de su valoración sobre las posibilidades que tiene Inglaterra en Rusia 2018.

Sr. Lineker, ya ha comentado la enorme importancia que, desde que era niño, ha tenido el Mundial para usted. ¿Qué sintió cuando lo jugó por primera vez, en México 1986?
Una emoción incalculable. Es donde todos los futbolistas quieren estar. Cuando llegué a México me di cuenta de que jugar en aquel sitio era dificilísimo: estábamos en Monterrey a 43 grados de temperatura. ¡Hacía tanto calor! Después fuimos al Azteca, y me pareció alucinante. Aquello era todo lo que siempre habíamos pensado que tenía que ser un Mundial.

¿Qué goles de 1986 recuerda todavía? Si tuviera que destacar uno en concreto, ¿cuál sería y por qué?
Si tuviera que elegir un gol de 1986, me decantaría por el primero contra Polonia, porque, sin él, puede que los demás no se hubieran producido. Llevaba sin marcar algunos partidos con la selección de Inglaterra y mi titularidad estaba amenazada al igual que la del resto del equipo. Habíamos empezado muy mal.

El primer gol fue decisivo porque lo cambió todo. Me proporcionó un gran alivio y me devolvió la confianza. Pocos minutos después marqué otro y otro. Anoté un triplete y, de repente, el mundo era distinto. Sin aquel primer gol, mi vida habría sido muy distinta.

Avancemos cuatro años hasta Italia 1990. Vio puerta contra Alemania en la semifinal de aquel Mundial. ¿Qué recuerda de aquel partido y del gol?
Llegamos al encuentro como segundos grandes favoritos, porque Alemania había avanzado como una exhalación hasta semifinales y su equipo, además, estaba más descansado que nosotros, pues había tenido un día más de reposo entre los cuartos y las semis. Nosotros habíamos jugado una prórroga contra Bélgica en octavos de final y otra prórroga contra Camerún en cuartos. Estábamos agotados, pero jugamos realmente bien.

Casi no recuerdo mi gol, pero desde aquel día lo he visto tantas veces por la tele que sé perfectamente cómo sucedió. Paul Parker lanzó un balón largo que rebotó en un sitio perfecto para mí. Solo tuve que controlarlo con el muslo y dejarlo caer al pie izquierdo, aunque la zurda nunca la tuve tan fuerte como la diestra. Entonces pensé: “¡Pégale fuerte!”. ¡Para mí, aquello fue un cañonazo realmente lejano!

Creo que se coló por entre las piernas de alguien. En el preciso momento en el que disparé pensé: “Esto va a entrar”. Fue una sensación increíble. Por desgracia, no resultó tan valioso como me pareció en aquel instante, pero fue un momento mágico.

¿Recuerda con intensidad las emociones que sintió cuando vio que el balón cruzaba la línea de meta?
No creo que pueda olvidarme jamás. La sensación de marcar un gol bonito, y que además pareció importantísimo en aquellos momentos, fue maravillosa. Cuesta mucho describir qué se siente al marcar un gol realmente importante, pero es casi como una explosión de emociones, y además de emociones muy diferentes. No implica solamente alegría y pasión, sino en ocasiones también alivio. Especialmente cuando vas perdiendo por 1-0 a falta de diez minutos para el final y vuelves a meterte en el partido.

Los aficionados saben bien qué se siente cuando su equipo marca un gol fundamental en el Mundial: todos se vuelven locos. Cuando eres tú quien lo marca, sientes eso mismo multiplicado por 50.

¿Qué importancia tiene Harry Kane para las aspiraciones de Inglaterra en Rusia 2018?
Harry será fundamental, no me cabe la menor duda. Tiene un talento fabuloso y es un delantero centro completísimo. Meterá goles desde todas partes. Puede marcar desde fuera del área, va muy bien por alto, consigue tantos en el área por su gran olfato y es bueno en la creación del juego. La verdad es que no tiene ningún defecto. Es un hombre decisivo para Inglaterra. Lo necesitamos fresco y lo necesitamos en plena forma.

¿Qué valoración le merece comparado con los goleadores anteriores de Inglaterra?
De todos los grandes delanteros centro que Inglaterra ha tenido a lo largo de los años, y hemos tenido algunos realmente buenos, diría que se parece más a Alan Shearer en su estilo de fútbol completo. Su velocidad es parecida, anota goles muy similares de cabeza o desde fuera del área. Puede batir las porterías con gran potencia por la escuadra y hace gala de un buen juego de posesión y creación.

Comentarios
Cargando...