Noticias y Líderes de Opinión

Fuera de Foco

El simulacro el Día Internacional de los trabajadores
Silvia Núñez Hernández / Fuente de referencia: AGN
Publicado: 02/05/2012
Veracruz, Ver.

Desde las 07:00 horas calles del municipio de Veracruz se paralizaron derivado de la realización del tradicional desfile del Primero de mayo en donde diversos sindicatos marcharon ante la presencia de las autoridades municipales y por último la visita fugaz del ejecutivo estatal, quien en un intento desmedido de protagonismo, Javier Duarte de Ochoa roló por diferentes municipios -Poza Rica, Veracruz, Córdoba y Coatzacoalcos entre ellos el porteño- para salir en todas las fotos oficiales posibles.

El contingente se empezó a congregar en calles aledañas del parque Zamora, pues su recorrido sería por la avenida 5 de mayo, llegar hasta Montesinos y de ahí retomar a Independencia.

Quién llegó a muy temprana hora fue el candidato panista a la diputación federal por el distrito de Veracruz, Rafael Acosta Croda el cual con banderines en manos de su personal de campaña se posicionó a la altura de la calle Lerdo e Independencia y ante los medios de comunicación dijo que iba a tomar nota sobre las demandas de los trabajadores sindicalizados y así llevarlo al Congreso –como si tuviera la seguridad de que ganará las elecciones-.

Al “papaqui” más tarde se le integró el candidato por el Movimiento Ciudadano –antes Convergencia- y juntos marcharon por breves metros, ahí Cuauhtémoc Pola Estrada dijo haber platicado con algunos trabajadores sindicalizados y éstos les habían compartido que sus líderes les obligaban a emitir su voto a favor de los candidatos priístas, de lo contrario eran sancionados –cosa que todos sabemos se dan en los sindicatos charros-.

Ante la antipatía de la alcaldesa porteña, Carolina Gudiño –quien consideró una falta de respeto utilizar el desfile con fines partidistas- estos se pusieron a pocos metros del presídium en un afán de causar molestias a quien consideran “madrina” de Ángela Perera Gutiérrez, candidata del PRI por el mismo distrito.

El presidente del Servicio de Taxis de la Central Camionera de Veracruz (Sertacaver), Víctor Mendoza Segovia, montó todo un show carnestolendo –bastante bien pagado- en donde se presentó con cuadriciclos y letreros de TAXIS, exigiendo al gobierno federal paré el alza de los combustibles y la reducción de las tarifas eléctricas en el estado. Utilizando niños y mujeres, instalaron anafres y ollas de barros con frijoles crudos para argumentar que es cómo quedará México ante tanta alzas.

Sin considerar la declaración de la alcaldesa, los ruleteros se hacían acompañar de equipo de sonido en donde emitían su repudio ante el gobierno federal, pero aprovecharon para insertar los spots de los candidatos a la diputación federal de Ángela Perera Gutiérrez y Oliver Aguilar Yunes para promocionarlos en dicho contingente y así hacerle presencia ante los ciudadanos que acudieron a dicho desfile. No se puede exigir algo que no concede por parte de las autoridades municipales quienes no argumentaron absolutamente nada al respecto de la forma que los taxistas realizaron proselitismo para los candidatos priístas.

Dos denuncias fueron las relevantes en el desarrollo del desfile realizado por los trabajadores sindicalizados; una la denuncia que hiciesen junto con María Isabel Ibañez Domínguez, enfermera Jefe de Piso del IMSS en Veracruz y nueve personas más –uno de Poza Rica y otro de Xalapa- para exigir la recisión del líder sindical Valdemar Gutiérrez Fragoso –también diputado federal- quien argumentaron violó los estatutos reeligiéndose hasta el 2018 amparado por el inexistente artículo séptimo transitorio –y sus estatutos sólo llega al tercero-. Argumentan que este impuso multas para quienes osarán marchar este primero de mayo, por ello, su contingente era sólo de 10 personas las cuales fueron sancionadas económicamente.

La segunda denuncia la realizaron un pequeño grupo de ciudadanos quienes exigieron a las autoridades el esclarecimiento de los asesinatos de Miguel Ángel López Velazco y su familia, Yolanda Ordaz de la Cruz, Noel López Olguín, Evaristo Ortega Zárate y de Regina Martínez Pérez. Se dicen hartos de la impunidad que existe para dar con él o los asesinos, acusando directamente al gobierno estatal de proteger a quienes pretenden callar a los representantes de los medios de comunicación locales comprometidos con la sociedad veracruzana.

Contrario a lo que se espera, no existieron más demandas por parte de los marchistas, y más de cuatro horas, no fueron suficientes para rendirle constantes pleitesías tanto a las autoridades municipales como las estatales; dejando claro que dicho desfile ya es totalmente controlado por quienes ocupan el poder.

Las fanfarrias se las llevaron tanto el Sindicato Nacional para los Trabajadores de la Educación (SNTE) sección 32 quienes llenaron el contingente con cerca de 10 mil almas quienes gritaba incesantemente: “Equipo”, bajo la tutela de su líder, Juan Nicolás Callejas; como también secretario general del Sindicato Nacional Unidad y Progreso de los Trabajadores de Tenaris-Tamsa, Pascual Lagunes Ochoa, quien instruyó a sus agremiados a emitirle porras de manera incontrolada ante los ojos de Javier Duarte de Ochoa, quien arribó al desfile alrededor de la 13:30 horas para instalarse en el presídium junto con el líder del SNTE y las autoridades municipales –acto que propició que los regidores panistas abandonaran el espacio como forma de protesta ante su llegada-.

Inexistente luego entonces resultó para los ciudadanos y los candidatos a la diputación federal que se instalaron entre la multitud con banderines para dizque escuchar las denuncias de los trabajadores. Atrás quedaron las reales demandas laborales, pues actualmente el espectáculo montado resulta técnicamente una burla y sobre todo, un evidente vínculo entre cada uno de los líderes de los sindicatos “charros” que integraron el contingente alusivo a los mártires de Chicago, quienes lucharon realmente por mejoras laborales justas.

La PGR atraerá el asesinato de Martínez Pérez

El periodista Jorge Carrasco Araizaga, indicó en su entrega fechada el primero de mayo para la revista proceso, que la Procuraduría General de la República a través de las indagatorias de la fiscalía especial para periodistas -integrada por el propio reportero- atraerá el caso del asesinato de la corresponsal del semanario en Veracruz, Regina Martínez Pérez. Dicha dependencia federal accedió en coadyuvar con las investigaciones que realice la Procuraduría General de Justicia (PGJE) en Veracruz y hacer lograr dar con los responsables de artero y lastimoso homicidio.

Para el fundador de dicha revista, Julio Scherer García, sólo bajo la vigilancia de las instancias federales podrá confiar que las indagatorias realizadas se hagan con ética y responsabilidad y concentradas para impedir que el asesinato de la corresponsal tenga el mismo final de los casos de los cuatro periodistas asesinados del rotativo Notiver, del colaborador de los semanarios Horizonte, Noticias de Acayucan y del diario La Verdad y del director del semanario Espacio.

La fiscal especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Laura Angelina Borbolla Moreno, arribó a la ciudad capital para verificar las indagatorias realizadas por parte de la Procuraduría General de Justicia en el estado, a cargo de Felipe Amadeo Flores Espinosa. También la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió de oficio una queja sobre las diversas violaciones que encierra el asesinato de la periodista en donde revisará minuciosamente la actuación de la PGJE realizadas con relación al caso.

Con la finalidad de mantener la presión necesaria sobre el esclarecimiento del asesinato de la Regina Martínez, corresponsales y colaboradores del semanario Proceso a nivel nacional e internacional, publicaron una carta a la opinión pública para mostrar su indignación ante la vileza de privar de su vida a la periodista y por la imperiosa necesidad de conocer tanto el autor intelectual como material de dicho crimen:

A LA OPINIÓN PÚBLICA.

Nosotros, los corresponsales y colaboradores de Proceso en México y en el extranjero, expresamos profunda tristeza y consternación por el asesinato de nuestra amiga y compañera Regina Martínez, corresponsal en Veracruz, ocurrido el sábado 28 de abril en Xalapa. Pero sobre todo, estamos indignados por la forma tan vil como le fue arrancada la vida.

Este golpe nos toca en forma directa. Y no puede entenderse sin el entorno de descomposición institucional en el país, de corrupción, de criminales ensoberbecidos e impunes, de alarma y miedo social, todo ello derivado de una terca y fallida guerra contra el crimen.

En este escenario de ausencia de la normalidad democrática en México, ninguna autoridad puede decir de frente a los periodistas de Veracruz y a lo largo y ancho del país, como nosotros, que existen las garantías para informar.

Regina, nuestra querida amiga, era una periodista muy comprometida, profesional, intachable. Eso, la pudo haber convertido en una profesional incómoda.

Hoy vemos, con mucha satisfacción, que sus colegas en Veracruz, sus alumnos, sus fuentes, coinciden con nosotros en valorar y resaltar las muchas fortalezas de Regina.

Pero repudiamos que esos colegas estén laborando bajo elevadísimos riesgos.

Nosotros, los corresponsales y colaboradores nacionales e internacionales de Proceso, estaremos atentos, como lo ha hecho patente la empresa, en que no haya intentos para apartar de la verdad una investigación que debe encontrar a quien o quienes sean autores del asesinato de Regina.

Que quede claro: Queremos la verdad y, sobre todo, la debida justicia. No el olvido y la impunidad. No nos quedaremos callados.

Nos oponemos, rotundamente, a que el caso de Regina, como el de otros muchos colegas en el país que han sido asesinados, secuestrados, intimidados o exiliados, acabe siendo solo estadística. Como todos ellos, Regina merece una respuesta institucional efectiva y de ello hacemos responsables al gobierno federal y al de Veracruz.

Como amigos de Regina, seremos rigurosos en honrar su memoria y, por ello, el primer paso es demandar una investigación puntual, que lleve ante la justicia a los culpables de su muerte.

Todos somos Regina.

México, D.F., a 1 de mayo del 2012.

Atentamente

Los Corresponsales y Colaboradores:

Rosa Santana, Pedro Zamora, Isaín Mandujano, Verónica Espinosa, Ezequiel Flores, Felipe Cobián, Francisco Castellanos, Luciano Campos, Pedro Matías, Armando Guzmán, Ma. Gabriela Hernández, Alejandro Gutiérrez, Anne Marie Mergier, J. Jesús Esquivel, Gloria Reza, Alberto Osorio M., Jorge Covarrubias, Luis Lozano, Emilio Godoy, Jean Paul Guzmán, Témoris Grecko.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agninfover.com
fueradefoco67@gmail.com

Twitter:

@Priskis67
@AGNVeracruz

Comentarios
Cargando...