Noticias y Líderes de Opinión

AMENAZA VIOLENCIA A CENTRO DE CANCÚN

 

Reportaje

AMENAZA VIOLENCIA A CENTRO DE  CANCÚN
Por primera vez una balacera trastocó la Yaxchilan,  una de las calles emblemáticas del centro turístico, las versiones  extraoficiales aseguran que fue en represalia por negarse a pagar  “cuotas” o “derechos de piso” al crimen organizado. Los locatarios lo niegan y piden no  escandalizar ni espantar al turismo

Por Juan Manuel Coronel / Luces del Siglo Se autoriza reproducción con crédito a la Revista y  al autor

Cancún, Qna. Roo., a 23 de abril de  2012

El miedo y la zozobra rondan por  las calles del centro de Cancún después del tiroteo ocurrido la madrugada del  martes 18 de abril en la calle Yaxchilan; el saldo, nueve locales afectados y  una ciudadanía que ve crecer el riesgo y la radicalización de la violencia del  crimen organizado en el destino turístico. Paralelamente, en la misma zona, un  civil murió bajo extrañas circunstancias herido de bala, aunque la Procuraduría  se ha empeñado en informar que fue un hecho diferente.

El panorama es  dramático en cuanto al incremento del crimen y la inseguridad. La entidad  reportó un incremento de 38. 16 por ciento en las denuncias de homicidio doloso,  además de aparecer también a la alza las denuncias de extorsión y secuestro.

Durante 2010 se registraron 58 ejecuciones en Cancún, cifra que  incrementó el año pasado a 74 ultimados en manos de la delincuencia organizada.  En lo que va del año, ya se contabilizan 17 muertes vinculadas al crimen con  cierre hasta abril.

Las últimas ejecuciones en este mes se adjudican a un  nuevo cártel del narcotráfico que comienza sus operaciones en la entidad: “Cártel de Jalisco Nueva Generación”, según consta en los mensajes que dejaron  los mismos sicarios. La tendencia de asesinatos en abril se duplicó con respecto  a los tres primeros meses del 2012.

De acuerdo con Hernán Cordero  Galindo, presidente de la comisión de justicia de la Coparmex en Cancún, el 8  por ciento de las 160 mil empresas que han cerrado durante los últimos cinco  años por la violencia y la inseguridad a nivel nacional, son de Quintana  Roo.

El líder empresarial señaló que en 2012 el secuestro y las amenazas  de grupos criminales se han incrementado hasta en un 80 por ciento con respecto  a las cifras del año pasado. Ejemplificó que la media nacional para el  esclarecimiento de delitos es de 2 por ciento, es decir, existe un 98 por ciento  de impunidad; en Quintana Roo la cifra es más alarmante: 99.8 por ciento de las  denuncias no se resuelve.

Cordero Galindo indica que la inseguridad  afecta a los empresarios con el incremento en las pólizas de seguros para los  comercios, esto, debido a que el riesgo ha trepado al 30 por ciento en Quintana  Roo.

“En todo el país el narco está generando pérdidas para la hotelería,  y Quintana Roo no puede seguir pretendiendo ser ajeno a esta problemática con  las alertas que ya se han emitido, por eso se necesita autonomía en los  ministerios públicos, jueces y las procuradurías”, declara a Luces del  Siglo.

Aunque la Procuraduría del Estado y la Asociación de Empresarios  de la Yaxchilan consideraron que se trata de un acto aislado y negaron que la  balacera se tratara de un acto de intimidación con el propósito de  extorsionarlos, el atentado tiene la firma del narco. La primera hipótesis  apuntó a la negativa de los locatarios de pagar las famosas cuotas o “derechos  de suelo”, versión que los empresarios se han empeñado en negar.

El  procurador Gaspar Armando García Torres informó que los locales que resultaron  con daños fueron: Canta Canta, con 14 impactos de bala; La Taberna, con un  disparo; Los Amigos, con uno; la Farmacia París, con uno más; Metamorfosis, con  tres; hotel Ramada tuvo tres impactos; un consultorio médico, una bala; uno más  en el edificio de la CROC y uno en el hotel Canto. En el lugar se encontraron 9  casquillos percutidos calibre 9 milímetros y dos calibre .223 sobre la  avenida.

Los miembros de la Asociación de Empresarios de la Yaxchilan  aseguran que Valerio Cohuo Noh, de 25 años encontró la muerte debido a una bala  perdida en dicha balacera sobre la Avenida Chichén Itzá con Tankah, a pocas  cuadras de la balacera desatada contra sus negocios, por tal motivo no se puede  inferir que la calle sea peligrosa.

El ataque desató un pandemónium de  reacciones en los funcionarios públicos. Mientras, el presidente municipal de  Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, con impotencia pedía la intervención del  Ejército, del otro lado, los empresarios pedían coordinación de las policías  municipales y estatales para evitar que cunda el pánico y que sus parroquianos  no dejen de consumir en sus locales.

Dos días después de lo ocurrido los  locatarios lograron reunir a Jesús Aiza Kaluf, Secretario de Seguridad Pública  de Benito Juárez y Bibiano Villa Castrillo, Secretario de Seguridad Pública del  Estado y al Procurador del Estado, Gaspar Armando García, para discutir un plan  de acción frente a la inseguridad.

Los encargados de la justicia del  estado ofrecieron su respaldo a los empresarios del área y prometieron blindar  los puntos rojos de la ciudad y la instalación de dos cámaras de vigilancia. Los  empresarios se comprometieron a instalar también cámaras de vigilancia al  interior de sus negocios y pidieron colocar retenes en la avenida Coba y la  Uxmal, principales entradas a la avenida comercial.

La avenida histórica,  que hoy aglutina a más de 50 locales entre bares y tiendas de servicio,  representa una importante zona para la vida nocturna de los cancunenses y  turistas. Sin embargo, ha venido experimentando una fuerte recaída en los  últimos años debido a merma económica del destino turístico, con la aparición de  giros negros y la poca colaboración de las autoridades para el mantenimiento de  su infraestructura.

La Avenida Yaxchilan (en los primeros años de Cancún  uno de los más importantes atractivos del Centro), había soportado las  dificultades económicas que ha causado el cierre de la mayoría de los  establecimientos en el centro de la ciudad, sin embargo, ahora la afluencia  corre mayor riesgo después de este hecho que conmocionó a los asiduos clientes y  comerciales radicados desde hace varios años.

De los negocios ubicados en  la Yaxchilan dependen más de 2 mil empleados, quienes ahora temen por su futuro  laboral, aunque tienen órdenes de no dar declaraciones ni incitar el pánico  entre los consumidores.

Durante la primera reunión que realizó  Asociación de Empresarios de la Yaxchilan, a la que asistieron cerca de 12  dueños de establecimientos, formularon una estrategia con la pretenden que el  gobierno reconozca a la calle como un lugar histórico de la ciudad y así pueda  destinar más recursos para protegerla. Desde que arrancó esta gestión municipal  se han dado a conocer proyectos de rescate de la zona que hasta el momento no se  han concretado.

Antonio Cervera, secretario de la asociación refirió que  se necesita también un cambio de imagen en los giros de la zona y volver a la  diversión familiar para que el crimen organizado no tenga un lugar de operación  en dicha avenida. Sin embargo, reconoció que es muy complicado lograr que  desaparezcan los giros negros y la prostitución de la noche a la mañana.

Comentarios
Cargando...