Noticias y Líderes de Opinión

EN CONTRASTE

Oscar Coria Reyes

Los candidatos y sus campañas

A casi un mes del inicio de las campañas presidenciales los candidatos de cada uno de las coaliciones y partidos políticos han tenido que ajustar su discurso y estrategias de campaña en virtud a sendos yerros y errores propios o de sus colaboradores más cercanos, al grado de tener que realizar importantes ajustes para tratar de recomponer el malogrado camino.

El Partido Acción Nacional, con Josefina Vázquez Mota, tras una precampaña desgastante y de acusaciones de Vazquez Mota en contra de alguno de los otros precandidatos, en el sentido de que hacían uso de recursos oficiales para beneficiarse, de igual forma, tras un inicio errante y de confrontación interna en el cual se vieron involucrados funcionarios del gobierno de Felipe Calderón, en supuestas intrigas y acusaciones de espionaje, el PAN tuvo que ajustar de manera interna para concertar y lograr una supuesta “unidad” entorno a su candidata, viéndose claramente la intervención de manera directa desde la oficina presidencial para imponerle nuevos coordinadores y estrategas, quienes tuvieron entre sus brillantes ideas, el nombrar a Josefina como “La Jefa”, tratando con ello de emular el liderazgo que en su momento detento al interior “El Jefe” Diego Fernández de Ceballos.

Sin embargo, la autodenominada “Jefa” fue víctima de sus propias palabras al confundirse en dos ocasiones en sus discursos al hablar de que hay que “fortalecer el lavado de dinero”, situaciones que de inmediato le valieron sendas criticas por sus contrincantes y los medios nacionales, quien sumado a esto aprovecharon el notorio “desmejoramiento” en el estado de salud de Josefina para indicar que no garantizaba, en caso de ganar, un Presidente de tiempo completo.

Ante tal situación es que ya se nota la mano desde Los pinos de Felipe Calderón, tomando las riendas de la campaña blanquiazul, al grado de ver una campaña “negra”, al igual que en la pasada elección presidencial, enfocada a desbancar de las encuestas a como dé lugar al priista Enrique Peña Nieto, tal y como lo hicieran hace seis años con Andrés Manuel López Obrador, por lo que haciendo uso de todas las redes sociales han inundando el ciber espacio con información que denosta, denigra y en algunos casos difama la figura del candidato del Partido Revolucionario Institucional con la intención de revivir una candidatura que va en clara picada, al grado de que algunas encuestas señalan al “peje” a tan solo dos puntos porcentuales de la “mujer con falda pero con muchos pantalones”, como han optado por definir a su candidata presidencial en un intento desesperado que no parece estar funcionando.

Mientras que en el Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto con una campaña de imagen enfocada en propuestas, ha sido víctima no de sus adversarios políticos, sino de él mismo y de su familia. Solo basta recordar el desafortunado incidente con el twitter de una de sus hijas quien con su mención de “la prole” genero toda una ola de críticas en contra de la figura de Peña Nieto, a quien sin lugar a dudas las preferencias en las encuestas se vio mermada, situación que aumento cuando el mismo fue víctima de su propia preparación al no responder correctamente un cuestionamiento en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Jalisco.

Aun con lo anterior, Enrique Peña Nieto se sigue manteniendo al frente de las encuestas por un amplio porcentaje, basando su campaña a lo mejor y a la vez lo peor del PRI, que son sus ancestrales estructuras internas, que así como lo soportan y catapultan, en algunos momentos son quienes hacen que la credibilidad del candidato de debilite con su actuar al ir a la par de los panistas en la denostación de los demás candidatos, situación que ya no es del agrado del grueso de los cibernautas.

En tanto, el renovado y “amoroso” Andrés Manuel López Obrador, pareciera que hace dos campañas diferentes, una en los medios en las que se muestra como un candidato conciliador, respetuoso, tolerante y sobre todo lleno de amor para sus contrincantes y electores, sin embargo, en sus discursos en los recorridos que realiza por el país, maneja un mensaje critico y de confrontación, en los cuales igual acusa, señala y regresa a su florido y pintoresco vocabulario que enciende las pasiones de las clases más humildes en contra de las clases pudientes.

Y si bien, en algún momento, algunos de sus fragmentos de su discurso son muy claros y enfocados a la realidad, esta la contraparte en la que todas sus propuestas y promesas de campaña no las soporta con una propuesta solidad, es decir, no dice nunca como lograra llevar a cabo tales reformas, por lo que su discurso no pasa de ser populista y electorero, abusando de manera clara de las emociones, sentimientos y necesidades de sus seguidores. Siendo hasta la fecha, como ya lo he señalado en anteriores ocasiones, el mismo, su peor enemigo.

Por último está el ex asesor en materia de vivienda de Felipe Calderón, Gabriel Cuadri, del cual no se sabe mucho y lo poco que se sabe es de su extraña relación con la líder magisterial Elba Esther Gordillo, quien lo impuso como candidato al no poder concretar alianzas con el PAN y el PRI, con lo cual estará en riesgo de perder su registro nacional, lo cual espero, en lo personal, suceda.

De esta manera es que, hasta la fecha, las campañas políticas se han venido realizado con sus respectivos ajustes, sobre todo en las filas panistas, con retoques en las priistas, forzados por los múltiples ataques provenientes del PAN, a los cuales han tenido que recular para minimizar los daños ante la guerra “sucia” en las redes sociales y la caravana de la “verdad” emprendida por diputados y senadores del blanquiazul, cabiendo aquí finalmente la comparación de que en esta campaña los papeles se han invertido con respecto a la elección de hace seis años, ya que por un lado vemos una campaña panista de acusaciones, denostaciones y de linchamiento político en contra del PRI, tal y como en su momento lo hicieran los perredistas en su momento en contra de los panistas.

Por su parte “el peje” siguen en la misma vertiente, esperando poder remontar la mínima distancia que le separa de Josefina, para irse con todo en pos del puntero Peña Nieto, mientras que de Cuadri, no hay mucho que decir ya que en esta elección el tiene todo por ganar y nada que perder.

Comentarios, críticas y/o sugerencias: oscar_coria4@hotmail.com

Síguenos en: http://facebook.com/encontrasteveracruz y/o http://facebook.com/oscar.coriareyes

Twitter: @oscar_coria y/o @En_Contraste

Pagina web: http://encontrasteveracruz.wordpress.com

Comentarios
Cargando...