Noticias y Líderes de Opinión

Columna Fuera de Foco

Por Silvia Núñez Hernández

Veracruz, Ver.

Cabecera Adsense

20 de septiembre del 2011.

 

México lindo, “qué-herido”

 

Banner FP Movil

Resultan alarmantes los sucesos protagonizados en el estado de Veracruz. Realmente es insólito que día con día existan golpes bajos a los veracruzanos por parte de quienes supuestamente eligieron políticamente para ser representados y éstos supuestos gobernantes, consideran que los ciudadanos “se chupan el dedo” y no se percatan de la raíz de los problemas derivados por la inseguridad tan lacerante que se vive en el estado.

 

El caso de los presos “curiosamente” amotinados que se lograron escapar de tres penales –el Dupor Ostión en Coatzacoalcos, en Cosamaloapan y en la Toma, ubicado en Amatlán de los Reyes- se puede considerar como una falta de confiabilidad en las autoridades al interior de los centros penitenciarios en Veracruz, y se puede realizar diversas lecturas de los hechos, donde se destaca el más importante: la incontrolable corrupción al interior de los penales en la entidad.

 

Gerardo Buganza Salmerón, secretario de Gobierno y Reynaldo Escobar Pérez, procurador de Justicia en el estado, tendrán que rendir cuentas de estas lamentables fugas, pues son los responsables directos. Es inverosímil, no se puede pretender hacer creer a la opinión pública, que la fuga de delincuentes clasificados como peligrosos, hayan sido a causa de un amontonamiento en forma simultánea en tres penales; quienes pese a la distancia entre cada uno de los centros penitenciarios, ejecutaron la misma acción a la misma hora de la madrugada de éste lunes.

 

Penoso resulta, que mientras el gobierno de Javier Duarte de Ochoa intenta ofender a la libertad de expresión a través del castigo a dos ciudadanos comunes, aplicándoles todo el peso de la ley

 -hasta se envíen iniciativas para poder justificar la intolerancia por las críticas hacia al gobierno de Javier Duarte de Ochoa a través de las redes sociales- por otro lado, se permita a reales asesinos, extorsionadores, distribuidores de estupefacientes y demás delincuentes, salgan nuevamente a delinquir nuevamente en el estado.

 

¿Este es el tipo de ayuda que el gobierno estatal le concede a la lucha que mantiene el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa?

 

Nuestro estado se encuentra en crisis, y desafortunadamente no existe quien le garantice a los veracruzanos una paz social. Por ello, derivado de la desesperanza que la situación de inseguridad le implica a los ciudadanos, actos religiosos como el que se llevará a cabo en el municipio de Veracruz, ante la llegada de las reliquias del beato Juan Pablo II, son tomados como oportunidades para los habitantes para orar sobre la situación tan alarmante que se vive actualmente en la entidad.

 

Pero lograr la seguridad en el estado, no se podrá alcanzar si las autoridades estatales continúan actuando en detrimento de los veracruzanos.

 

Innecesario resultan las acciones que reportan la Secretaría de Marina a través de su comunicado número 291, en donde la dependencia federal reportó que el día 17 de septiembre, elementos de Infantería logró la captura de siete personas en la comunidad de La Joya, quienes a bordo de un vehículo intentaron evadir a los militares y le fueron

  asegurados de automóviles. Decomisaron también luego del aseguramiento de otras nueve personas, mil 801 dosis de cocaína en polvo, mil 950 dosis de cocaína en piedra, 545 kilogramos de marihuana, dos granadas, seis cargadores, mil 621 cartuchos diversos calibres, dos vehículos y tres equipos de comunicación. Las personas aseguradas, armas, droga, vehículos y efectos fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público Federal, delegación Veracruz.

 

En el mismo día por la tarde, personal de Infantería de Marina que realizaba patrullaje terrestre en Xalapa, observaron que un vehículo particular se encontraba estacionado con personas a bordo, las cuales aparentemente portaban armas largas, mismas que al darse cuenta de la presencia naval,  intentaron darse a la fuga,  por tal motivo el vehículo militar bloqueó el camino, y logrando su retención.

 

Cada una de las acciones de los militares se ven atropelladas por la corrupción en los centros penitenciarios, quienes permiten que delincuentes realmente peligrosos logren su libertad a costa de un puñado de dinero; sin importar exponer la vida y la seguridad de los veracruzanos.

 

Reynaldo Escobar Pérez, procurador de Justicia en el estado, en rueda de prensa, declaró que detuvieron en las instalaciones de la dependencia a cuatro funcionarios como probables responsables de los delitos de evasión de presos, delito previsto en el artículo 339 párrafo segundo del Código Penal del estado de Veracruz, pues aseguró que los reos que se dieron a la fuga son considerados como peligrosos derivado de los delitos por lo que fueron recluidos en dichos penales.

 

Escobar Pérez indicó que debido a la trascendencia de los hechos, el director de Investigaciones Ministeriales adjunto a la procuraduría, inició la averiguación previa sobre los inculpados por el delito de evasión bajo el número de expediente

363E/2011 en donde se concentrarán las indagatorias iniciadas en los municipios de Coatzacoalcos, Cosamaloapan y Amatlán de los Reyes. 

Detalló que bajo esta circunstancia se encuentran José Rodrigo Berber Macías y Erick Jiménez Garrido, director y jefe de Seguridad y Custodia del Centro de Readaptación Social La Toma, ubicado en Amatlán de los Reyes, donde se fugaron 16 internos.

En esa situación están Pablo Navarrete Cruz y Luis Francisco Castro Rodríguez, director y subdirector del Cereso “Morelos”, localizado en Cosamaloapan, al sur de la entidad de donde se evadieron cuatro reos.

Mientras tanto, en las próximas horas deberán presentarse a declarar Laureano Enrique Parra Landa y Arturo Herrera Carreón, director y subdirector del penal “Dupor-Ostión” en Coatzacoalcos, de donde escaparon 12 internos.

 

Gerardo Buganza, dio a conocer que con la “oportuna” acción de los elementos tanto de la Secretaría de Seguridad Pública pero principalmente de militares tanto del Ejército Mexicano como la Secretaría de Marina, quienes a través de los intensos patrullajes; lograron detener a 15 de los 32 reos que escaparon. Esperemos que a los más peligrosos también los logren atrapar pues quienes se encuentran en total riesgo son los ciudadanos que son los que pagan los “platos rotos” de la corrupción imperante de autoridades penitenciarias.

 

Un hecho curioso, fue la renuncia presentada por parte del director del Centro de Readaptación Social en Veracruz, Víctor Flores Hernández quien prefirió dejar el cargo el día de ayer derivado de la fuga de reos; situación que pone en manifiesto la debilidad del gobierno del estado y sobre todo, la falta de claridad de sus acciones para beneficio de los veracruzanos.

 

Quejas y comentarios:

 

fueradefoco@agninfover.comfueradefoco67@gmail.com

Comentarios
Cargando...