Noticias y Líderes de Opinión

Columna Fuera de Foco

Por Silvia Núñez Hernández

07 de septiembre del 2011.

Veracruz, Ver.

La “eficiencia” de Reynaldo Escobar evidenciada

El caso del catedrático, Miguel Martínez Morales quien fue plagiado luego que un delincuente intentara asaltar un establecimiento en la localidad de Cuitláhuac, tomándolo como rehén en su propio automóvil y obligándolo a conducir rumbo al municipio de Córdoba es otro de los muchos casos que han hecho temblar a los veracruzanos y donde es un claro ejemplo de la incapacidad de los elementos de la intermunicipal al rebasar su capacidad de autoridad en contra de la propia ciudadanía.

Los elementos de la Intermunicipal al detectar un auto sospechoso establecieron la persecución dándoles alcance en la localidad de Peñuela, donde lograron herir al asaltante y la detención del profesor, quien fue conducido a un viaje sin retorno.

Testigos oculares manifestaron que en el momento de su arraigo, este les aclaraba su procedencia y les invitaba a revisar su documentación en donde ostentaba su profesión, pero los uniformados con lujo de violencia lo subieron a la unidad oficial haciendo caso omiso de lo que el profesor le solicitaba.

Curiosamente los últimos en tener contacto con el profesor fueron los policías, por ello resulta ridículo que los oficiales argumenten no saber de su paradero; situación en donde el Procurador de Justicia en el estado, Reynaldo Escobar Pérez no ha sido ni medianamente efectivo como lo fue en el caso de los twitteros, pues teniendo todos los elementos para investigar y sobre todo, que los hechos señalan directamente a los intermunicipales como los últimos que vieron al académico, aun no se ha logrado conocer su paradero.

Familiares y amigos de Miguel Martínez Morales, se manifestaron en la ciudad capital para demandar la intervención de las autoridades estatales para que se les finquen la responsabilidad correspondiente a los elementos de Seguridad Pública quienes participaron en la detención del maestro.

Como siempre, el gobierno del estado rebasado y sin alguien que diga “esta boca es mía”, el caso del catedrático es parte de las estadísticas de la ola de violencia que se sufre en la entidad. Existen muchos, pero muchos testimonios de ciudadanos quienes han sufrido en carne propia los estragos de esta lucha entre bandas de criminales. El problema es que el ciudadano se encuentra vulnerable ante el fuego cruzado, no tan sólo entre los grupos delincuenciales, sino hasta en el caso donde participan supuestamente quienes deben de brindar protección a los habitantes –llámese Ejército, Secretaría de Marina, Sedena o la propia SSP-.

Lo que rebasa el límite de la comprensión, es constatar como los propios policías ejecutan y desaparecen a civiles sin el menor prejuicio, y luego, intentando ampararse ante la indumentaria de las fuerzas policiales, niegan haber ejecutado o lastimado la humanidad del maestro –quien no aparece ni vivo ni muerto-.

¿En dónde está nuestra procuración de justicia?, en dónde están las autoridades estatales quienes solo son eficientes cuando se trata de fabricar, denostar y perjudicar a ciudadanos comunes y corrientes.

Peña Nieto y su precampaña en Veracruz

La visita de Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México a la ciudad de Xalapa y el puerto de Veracruz fue tomado por la clase política opositora como un anuncio oficial a su precampaña. Javier Duarte de Ochoa mostró complacencia y hasta decidió firmar con la alcaldesa de Toluca, María Elena Berrera Tapia y el mandatario mexiquense un acuerdo de colaboración de hermandad entre Toluca y Veracruz en donde supuestamente habrá vinculación entre ambas entidades.

La realidad es que el acto protocolario de la hermandad entre estos dos estados es puro espejismo político y distractor del objetivo central de la visita de Enrique Peña Nieto a la entidad; pero sobre todo que tanto “bombo y platillo” para su recepción por parte de Javier Duarte de Ochoa, es para establecerle al gobernador mexiquense que su apoyo a la candidatura a la presidencia de la República Mexicana, es incondicional.

 Realmente dicha firma de “colaboración” es un oasis para el estado de Veracruz; en donde el ejecutivo estatal solo ha demostrado estar más preocupado en mancillar y callar cualquier eco de críticas en su contra, que aplicarse a gobernar la entidad veracruzana.

 Los habitantes veracruzanos para Javier Duarte de Ochoa no son prioritarios; para su estrecha capacidad de percepción, no ha logrado vislumbrar que la estrategia de apoyo que le ofrecerá a Enrique Peña Nieto es realmente inexistente, pues los veracruzanos no cometerán el mismo error de creer nuevamente en sus palabrerías y embustes; pues cada veracruzano tienen la clara visión y sobre todo conciencia de cada una de sus mentiras.

Prometer no empobrece, y hasta ahora lo ha llevado cabalmente en detrimento de los veracruzanos. Por ello, su “firma de convenio de colaboración” lo tendrá que implementar con todos aquellos sectores rapaces, convenencieros y vendidos, pero los habitantes –los cuales son mayoría- tienen la claridad que con el PRI y con todo lo que huela a Javier Duarte de Ochoa está vetado y sentenciado al fracaso.

Dicta un conocido refrán “quien ríe a lo último, ríe mejor” y la realidad de las cosas es que al menos la conciencia social la tiene en su contra, y sólo a través de los convencionales actos fraudulentos perpetrados con “eficiencia” por grupos de choque al servicio del Partido Revolucionario Institucional en las diferentes contiendas electorales, podrán garantizar nuevamente el acceso del PRI a los Pinos.
 
Quejas y comentarios:
 
fueradefoco@agninfover.comfueradefoco67@gmail.com

Comentarios
Cargando...